Usted está aquí: Inicio Historia Época Jesuitica El Colegio de San Ignacio

La Manzana de las Luces

La Manzana de las Luces es el centro del saber en todos los órdenes
y la cuna de toda iniciativa cultural.
Guillermo Furlong S.J.

Manzana de las Luces

Novedades

El Colegio de San Ignacio

El 20 de agosto de 1662, se traslada a la actual Manzana de las Luces el Colegio de San Ignacio, que ocupó una construcción provisional. En 1710, el ya citado arquitecto Kraus, realizó los planos del Claustro del Colegio e inició su obra, que se completó hacia 1729. El edificio constaba de dos plantas de características arquitectónica austeras, de cal y ladrillos; los pilares, pilastras, arquerías bóvedas de crucería, demostraban su calidad arquitectónica. Aun hoy subsiste el ala norte del claustro anexo a la Iglesia de San Ignacio.
Al colegio se le asigno, además, la totalidad del ala norte de la Procuraduría de Misiones, ubicada sobre la actual calle Alsina. Coincide en su emplazamiento con el actual Colegio Nacional de Buenos Aires, en las calles Bolívar y moreno.
El historiador Guillermo Furlong S.J. ha sintetizado la labor del establecimiento con estas palabras: "Desde 1662 hasta 1767, fue el Colegio de San Ignacio el gran centro intelectual y cultural de la ciudad de Buenos Aires. Se destacó desde su origen, además en la música, el canto, drama y hasta en los bailes o danzas artísticas" .
Cumpliendo lo ordenado por la Real Cedula de Expulsión, dada por Carlos III de Espana, la Compañía de Jesús debió alejarse de Buenos Aires el 3 de julio de 1767.
En esas mismas instalaciones, en 1772 el gobernador Juan José de Vertiz inaugura el Real Colegio de San Carlos, que en 1783 es rebautizado con el nombre de Colegio Convictorio Carolino.
 

Acceso Rápido

vt360_manzana2


vt360_manzana2


La Manzana de las Luces en Facebook


La Manzana de las Luces en Twitter

Conoce la Manzana?

Visito alguna vez la Manzana de las Luces?